placer, autoconocimiento, fisioterapia, sexualidad, fisiosexologia
El placer es mucho más que el sexo

Qué es el placer?

«Placer» (pleasure) se refiere a la experiencia que algo (cosa, acción, sentimiento, etc) se siente bien, que implica el disfrute de algo. Se trata de satisfacer alguna necesidad biológica por lo que nuestro cerebro está programado para buscarlo y evitar así el sufrimiento.

Existen diferentes tipos de placer;

Qué pasa en nuestro cerebro cuando sentimos placer?

El circuito cerebral del placer permite asociar actividades relacionadas con nuestra supervivencia a situaciones placenteras, por lo que tiene una función adaptativa.

Los actores principales del placer son la dopamina, la serotonina y las endorfinas.

En el momento en el que el cerebro detecta que una experiencia ha sido placentera en el pasado busca repetirla. Comienza segregando endorfinas que facilitan la activación de las estructuras cerebrales generadoras de las percepciones placenteras. A continuación se libera dopamina que es el neurotransmisor que nos mueve a conseguir algo que consideramos positivo.

Durante o después de la experiencia placentera se libera serotonina (capaz de regular las emociones). La serotonina se relaciona con el deseo de volver a experimentar la sensación asegurándose así nuevas dosis de dopamina y serotonina, creando adicción.

El cortisol rompe todo este proceso del placer. 

El cortisol es la hormona del estrés que nos pone en alerta y nos hace estar listos para la acción. En condiciones normales los picos de cortisol son buenos. Por ejemplo tenemos un pico de cortisol cuando nos despertamos para poder ponernos en marcha. El problema viene cuando el cortisol se mantiene en el tiempo y entramos en un estrés continuado o  crónico. Para mantener los niveles altos de cortisol y adrenalina se usa a la dopamina y acaba con todas las reservas impidiendo todo el ciclo cerebral del placer.

Cabe recordar que el cerebro no es capaz de diferenciar entre un peligro real de uno imaginado, que es fundamentalmente lo que está pasando con la pandemia. Que el miedo a lo que pueda pasar nos hace estar en un pico de cortisol constante.

y qué pasa entonces con el placer sexual y el deseo?

Lo primero que podemos deducir con lo explicado anteriormente es que el cortisol y por tanto el estrés es un gran enemigo del placer sexual. 

También podemos deducir que cuantas más experiencias sexuales placenteras tengamos más vamos a querer por la acción de la serotonina y el deseo va a aumentar por el efecto de la dopamina.  

¿Pero siempre que tenemos relaciones sexuales las mujeres son plenamente placenteras?

Un estudio realizado en el estado Español en 2017 muestra que el porcentaje de mujeres que tienen dificultades para llegar al orgasmo es tres veces mayor que en hombres, 59,7% frente al 23,3% respectivamente.

Para ir mejorando estos porcentajes es clave la educación sexual tanto en hombres como en mujeres. Históricamente se le ha dado mucha más importancia al placer de ellos. Para profundizar en este tema te recomiendo el libro de Sex ¡oh! (Lyonna Ivanova).

Y qué es lo que activa tu placer? Uno de los mejores ejercicios de autoconocimiento es identificar cuales son las experiencias que te proporcionan placer a ti. Como comer, leer, jugar, el ejercicio físico, el sexo.

Deja una respuesta